Artes Cine- TV Deportes Diseño Turismo

SABOR A TRÓPICO Y VINO DULCE

Este verano acércate al sur y descubre el Sabor a Málaga

19 junio, 2018 / abzabaleta

Malaga_Sabor_HC

Si te da por viajar al Sur este verano la Diputación de Málaga y Sabor a Málaga nos descubren los mejores productos de esta región andaluza. Una zona con un clima privilegiado muy parecido al trópico debido a la humedad del mar. En la parte oriental de la provincia, de la ciudad de Málaga a Néjar, se dan unos cultivos de mangos y aguacates de gran calidad que no sólo se exportan si no que ya forman parte de la gastronomía malagueña. Además, se elaboran otros productos derivados de estos frutos como ginebra de mango o el guacamole.

Dentro de su gastronomía hay otros productos exquisitos como el Aceite de Oliva Virgen Extra de la variedad de aceituna Hojiblanca, el chivo malagueño o el famoso salchichón de Málaga. Con respecto al vino, Málaga siempre ha sido un gran referente. Hay principalmente tres regiones vinícolas en Málaga:

  • Comarca Axarquía: desde el s XVI se produce vino blanco en esta comarca que se caracteriza por tener un desnivel de más del 10%. La viticultura de esta región tiene más de 500 años y se caracteriza por ser una viticultura de montaña con explotaciones a 500 m de altitud y por tanto es una viticultura de riesgo. La recolección de las uvas se lleva a cabo con burros, los burros llevan cajas a modo de alforjas y el viticultor se sujeta a la cola del burro mientras éste sube, sin ninguna sujeción más. El burro tiene mucha potencia y de esta forma el viticultor está seguro, el viticultor además de su salario cobra el del burro para su manutención y cuidados. Las uvas de la Axarquía son la Moscatel de Alejandría y la Romé, ambas muy apreciadas.
  • Comarca Antequera: vinos tintos y blancos de dos bodegas principalmente: Cooperativa Molina y Málaga Virgen.
  • Serranía de Ronda: esta zona ya era un asentamiento vinícola en tiempo de los romanos, luego se dejó de cultivar la viña y hace 30 años por iniciativa del Príncipe de Hohenlohe y el bodeguero alemán Schatz se recuperó la viticultura de esta región. El Príncipe Hohenlohe compró un cortijo en el que agasajaba a sus invitados con el vino que el mismo producía y servía en botellas con el logo impreso de la familia, las botellas eran tan bonitas y el vino tan exquisito que los invitados se las llevaban en el bolso, por lo que se tuvo que tomar la decisión de abrirlas todas cuando estuvieran en la mesa. Actualmente muchos enólogos de prestigio están haciendo vinos de autor en esta zona.

Comparte
info@hungerculture.com
He leído y acepto condiciones legales
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información.
Aceptar