#HC MIXTAPE Discos Entrevistas Especiales Noticias

Orbital Live at Dekmantel 2018

Los hermanos Paul y Phil Hartnoll están de vuelta

17 abril, 2018 / Vitor P

orbital-retrospectiva-dekmantel-2018

El legendario duo británico Orbital, formado por los hermanos Paul y Phil Hartnoll, estarán actuando en directo el viernes 3 de agosto dentro de la programación del festival Dekmantel, que tendrá lugar en Amsterdam entre los días 1 y 5 de agosto.

En octubre del año 2014 Paul Hartnoll era el encargado de comunicar que el dúo abandonaba su trabajo conjunto tras más de 23 años (con un pequeño break entre 2004 y 2009) debido a diferencias personales con su hermano Phil:

“Orbital had stopped working properly. We had a great four years since getting back together in 2008, but it was time to move on.”

3 años más tarde lanzaban un nuevo single titulado Kinetic y anunciaban su regreso como headliners de grandes festivales como Forbidden Fruit en Dublin, Standon Calling en Hertfordshire y Bluedot festival en Jodrell Bank, comenzando así una nueva etapa en la que las nuevas producciones son sustituidas por grandes apariciones en directo en diveros eventos a lo largo del planeta, con lo que sigue muy viva la idea de poder disfrutar de un nuevo espectáculo tan maravilloso como el que se relata cada vez que se nombra aquel legendario concierto Live at Glastonbury 1994.

Orbital se presentaron en Glastonbury el 25 de Julio de 1994 con la reputación de ser la banda más innovadora de la música electrónica en directo y el resultado de aquella experiencia fue considerado por la crítica como uno de los conciertos más grandes jamás realizados.

“Fue uno de los repertorios más brillantes jamás ejecutados en Glastonbury”, confima la organizadora del Festival, Emily Eavis, “en la historia de nuestro festival sigue siendo considerado como un momento verdaderamente especial. A lo largo de los años ha habido unas pocas interpretaciones que trascendieron la relación habitual entre banda y público, y eso fue lo que ocurrió con ORBITAL en aquella ocasión”.

¿Pero qué hizo a Orbital convertirse en pioneros dentro de la escena electrónica mundial de aquellos años y permanecer hasta nuestros días?

Originarios de Sevenoaks, los hermanos Paul y Phil Hartnoll tomaron el nombre de su banda de la autopista M25, que era central en la inicial escena rave y en la red de fiestas del sureste del país durante los primeros días del acid house, y comenzaron a agitar la escena rave británica cuando decidieron crear su propia versión del techno y el house americano de finales de los 80 y llevarlo al terreno del british pop por medio de la utilización de interminables y cálidos riffs de guitarra junto a voces robóticas, melodías repetitivas, sintetizadores estremecedores y cajas de ritmo atómicas.

Así grabaron su primera maqueta titulada “Chime” en 1989 (utilizando una grabadora casera de su padre ) y finalmente fue publicada a través del sello Oh Zone Records y más tarde en FFRR Records.

Este track sería uno de los grandes himnos de la escena rave en Uk, alcanzando el número 17 en las listas británicas, y de acuerdo con Paul Hartnoll la canción fue grabada “debajo de las escaleras” de casa de sus padres en “un armario empotrado bajo la escalera que mi padre utilizaba como una oficina en casa”.

Poco después de esto (alrededor de 1990-91) Orbital actuarón por primera vez con este nombre en el Town and Country 2 en Islington, comenzando así la historia viva de una de las bandas de música electrónica más influyentes de los últimos 30 años, una banda que puso el acento sobre todo en sus actuaciones en directo, con performances agresivas, melódicas y llenas de baile.

Su cocktail explosivo de electrónica ambiental, emocional y macarra hacía vibrar (y bailar) por igual a los que buscaban el lado más sensorial de la música o a los que querían pegarse la fiesta entre beats y samplers, marcando la pauta de lo que serían los grandes lives de música electrónica que surgieron durante esos años como por ejemplo The Chemical Brothers, The Orb o The Prodigy.

Influenciados fuertemente por el primer electro y el punk rock, una de las virtudes principales de las actuaciones de Orbital era la improvisación, algo muy raro en la época en la que los pocos lives de electrónica que se veían llevaban todo pregrabado, permaneciendo fieles al underground y la música de vanguardia, pero a la vez acercando el techno y la electrónica a los grandes estadios reservados hasta entonces para conciertos de rock.

Cuando Orbital lanzaron su primer álbum homónimo en 1991 (conocido como The green album) la escena electrónica británica no tenía la solidez de la actualidad y daba la sensación de que el movimiento rave y acid house no duraría mucho, pero en ese momento Orbital pusieron un poco de luz en las sombras con un disco en el que incluían versiones en directo de Chime y de su cuarto single Midnight, además de material nuevo.

Antes del lanzamiento de su segundo álbum en 1993, los hermanos Hartnoll publicaron diversos trabajos en colaboración con artistas emergentes en la época como Meat Beat Manifesto, Moby, Joey Beltram o The Shamen. Con ese segundo disco titulado simplemente Orbital 2 -conocido como The brown album- consiguieron permanecer 15 semanas seguidas en las listas británicas.

La piedra angular de su reconocimiento vino de la mano de sus shows en directo donde los hermanos se dejaban el alma y ejecutaban verdaderos conciertos de electrónica cuyo factor determinante era la cantidad de improvisación que mostraban, pues en tiempos en los que eso no era lo habitual ellos optaban por trocear canciones de su repertorio, cambiar transiciones enteras y mezclarlas de forma distinta en cada una de sus apariciones, una de las más sonadas fue sin duda un concierto en USA alrededor de 1992-93 junto a Aphex Twin y Moby, con lo que se subieron ya a lo más alto de los grupos de electrónica del momento, consiguiendo ser uno de los pocos grupos electrónicos en tocar en directo durante el festival Woodstock ‘94, participando ese mismo año en el Festival de Glastonbury, tocando los tracks que formarían parte de su nuevo álbum y consiguiendo algo hasta el momento sólo al alcance de las grandes bandas de rock, ser emitidos en directo por la cadena de televisión Channel 4 y por el célebre radio dj John Peel en su programa de radio.

En estos años otras bandas de electrónica como Chemical Brothers, Massive Attack o Underworld aprovecharon el tirón conseguido por Orbital para situarse como grandes cabezas de cartel en los mejores festivales del mundo.

Con el lanzamiento de su tercer álbum de estudio titulado Snivilisation los hermanos Hartnoll consiguieron alzarse al número 4 de las listas británicas, además de mostrarse mucho más activos en cuestiones políticas como en la denuncia del proyecto de ley de 1994 que proporcionó a la policía mayores acciones legales para disolver las rave en UK y para enjuiciar a los promotores y a los participantes.

En mayo de 1996 consiguieron un nuevo Top 5 con su nuevo disco titulado In Sides, además de ser cabezas de cartel en Glastombury y en el célebre Tribal Gathering, festival multidisiplinar creado en 1989 por Paul Shurey, Rob Vega, Roger Spurrell, Tennant y Jill Trick, y que ha contado, además de con los mejores djs de la historia, con grandes bandas de electrónica en directo como The Prodigy, Leftfield, The Chemical Brothers, Daft Punk o Kraftwerk.

Tras involucrarse en la composición de diversas obras para el cine y la TV (The Saint, Event horizon o Spawn entre otros títulos), Orbital publicaron dos nuevos discos, The middle of nowhere con con Alison Goldfrapp a las voces y un estilo más agresivo, y The altogether lanzado en 2001.

Tras esto y un disco recopilatorio titulado Work 1989-2002 que recogía varios singles desde Chimes en adelante, Orbital se separaron por primera vez en 2004 después de varios conciertos multitudinarios en Glastonbury, T in the Park en Escocia, Oxegen en Irlanda, y Wire en Japón, concluyendo con una Peel Session en vivo en los estudios Maida Vale de Londres en julio de 2004.

Durante años Paul Hartnoll continuó grabando música bajo su propio nombre, mientras que Phil Hartnoll formó un nuevo dúo de electrónica llamado Long Range junto a Nick Smith, pero no consiguieron ni de lejos el éxito que habían alcanzado con Orbital, regresando en 2009 en un concierto llamado 20 years after Chime en el Big Chill Festival de Eastnor Castle.

Siguieron trabajndo juntos y actuando en infinidad de conciertos por todo el planeta, publicando nuevo disco en abril de 2012 bajo el título Wonky, un disco con el que los hermanos se reencontraron con sus propias raices de la era rave y acid house y en el que contaron con las colaboraciones de Zola Jesus y MC Lady Leshurr.

Pero tras tocar en festivales como Decibel de Seattle, Electric Picnic o en la ceremonia de apertura de los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, parecía que Orbital vivían sus últimos años juntos, algo que se certificó en 2014 con un mensaje de Paul Hartnoll con el que anunciaba la separación definitiva del proyecto, volviendo en 2017 al ruedo tras reconciliarse con su hermano para una gira en junio y julio, en Forbidden Fruit de Dublín, Bluedot de Jodrell Bank y Standon Calling de Hertfordshire.

2018 es el año en el que parece que Orbital regresarán con más fuerza que nunca con nuevo álbum debajo del brazo y con una serie de conciertos en los que mostrarán de nuevo sus gafas luminosas, entre los que destaca el que les llevará en agosto al Amsterdamse Bos durante el festival Dekmantel, donde nosotros estaremos para vivirlo en directo y contároslo todo.

Comparte
info@hungerculture.com
He leído y acepto condiciones legales
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información.
Aceptar