#HC MIXTAPE Discos Entrevistas Especiales Noticias

MARKAK: INSPIRACIONES

Aitor Etxebarría nos las descubre antes de Sónar

18 abril, 2017 / Vitor P

aitor-etxebarria-sonar-2017

El artista de Gernika Aitor Etxebarría (conocido hasta el momento como El_Txef_A) estrenará en el próximo festival Sónar de Barcelona las piezas de la banda sonora que ha compuesto para el documental Markak, un trabajo del director vasco Hannot Mintegia inspirado en el libro “Markak. Gernika 1937″ que el escritor Bernardo Atxaga escribió acerca de los bombardeos que en 1937 marcaron para siempre a la población civil de Gernika, y que se estrenó en la última edición del Festival de Cine de San Sebastián.

Esta banda sonora compuesta por Aitor verá la luz en formato vinilo el próximo 21 de abril a través de su propia plataforma editorial, Forbidden Colours y el estreno mundial en directo se vivirá el viernes 16 de junio dentro de la programación de Sónar Día.

Será en el majestuoso espacio del Sónar Complex (uno de los escenarios de Sónar con mejor acústica) donde Aitor estará acompañado por Hibai Etxebarria en el piano, Hannot en la guitarra, Jatsu Argarate en el bajo, Hasier Oleaga a la percusión, y Leire Pikabea e Itziar Lertxundi en el violín y violonchelo.

Ya hemos escuchado el disco unas cuantas veces y podemos asegurar que esta actuación en Sónar tiene todas las papeletas para convertirse en lo mejor del año en cuanto a sensibilidad, pero antes de eso hemos querido hablar con el propio Aitor Etxebarría para conocer de primera mano cuáles han sido las influencias o inspiraciones que le han tocado en lo más hondo durante la composición de Markak, esto es lo que nos ha descubierto:

1. Bernardo Atxaga – “Markak, Gernika 1937″

La reflexión poética que Atxaga hace acerca de los bombardeos de Gernika del año 1937 y acerca del cuadro de Picasso ha pesado mucho en la mentalidad de Aitor a la hora de meterse de lleno en la composición de esta banda sonora, “dando forma artística a esas “marcas” de las que habla continuamente Atxaga, esas marcas que todos dejamos en este mundo y que se suceden en el libro con mucha viveza, casi como si de un bombardeo se tratase, hilando historias y testimonios muy cercanos al bombardeo con otros más lejanos (como por ejemplo unos fusilamientos en Pamplona) pero que al final encuentran su conexión directa.”

“Las marcas”

Un dicho popular dice que el rostro es el espejo del alma. Una sonrisa dejaría entrever que la persona está contenta, atraviesa por un momento feliz; si llora, su alma a buen seguro flaqueará y si su tez está arrugada, ésta aludirá a una piel curtida por los años, con muchas anécdotas por contar si así lo desea. Estas últimas arrugas son las que motivaron a Atxaga a escribir sobre el transcurso de los años y de las marcas que deja el paso de éstos. Concretamente, fueron las de su tío Tomás. Pero no fueron las únicas marcas que le llamaron la atención. Estando en un pequeño museo de Milán, le sorprendió una piedra que llevaba por nombre Il masso di Bormo. Le despertó la curiosidad por las líneas y rastros que mostraba. En esas dos ocasiones le ha venido a la mente hablar sobre las marcas que dejan los años, ya sea en las personas o en las piedras. Los testimonios orales han sido parte importante en sus fuentes, pero la documentación escrita sin duda, le ha ayudado sobremanera en este trabajo que pensaba que le iba a llevar unos días y finalmente han sido meses los dedicados a esta labor. “Este libro es tan solo un resumen de los tres o cuatro meses de trabajo, de leer, documentarme…” - Presentación del libro en la web atxaga.eus.

2. El vacio en las obras de Oteiza o Chillida: un espacio desocupado en el que desaparece la masa

Aitor es un gran amante del arte y entre sus artistas favoritos se encuentran Oteiza y Chillida, ambos investigadores aférrimos de lo que Aitor llama “vaciar el espacio, el vaciado de las cosas”, algo que según nos cuenta ha tenido una gran influencia en la composición de esta obra: “el espacio y los silencios son parte esencial de Markak, mientras componía la obra todos me decían que los riffs y los acordes aparecían muy espaciados, dándole así ese concepto post-industrial del que tantas veces he hablado con mis amigos en el Parque de los Pueblos de Europa, un lugar increible ubicado en Gernika y que alberga dos conocidas esculturas: Gure aitaren etxea de Eduardo Chillida y Large Figure in a Shelter del artista inglés Henry Moore”.

“El vaciado de las cosas”

Frente a los intereses matéricos de Chillida, opone Oteiza los espaciales, y esto sin dejar de haber experimentado desde los años 30 con todas las materias, pues prácticamente desde sus primeras creaciones, la materia, ya se trate de piedra, cemento, yeso, bronce, aluminio, madera, barro, cerámica, alabastro, hormigón,… se entiende como simple instrumento, aunque entonces aún no desprovista de expresividad y significación, según demuestran todas sus esculturas desde “Maternidad” (1928-29) y “Tangente S igual a A partido por B” (1931), realizadas en cemento, hasta los numerosos proyectos de bronce para la estatuaria de Aránzazu de l950-54, culminada en piedra en 1969 Pero ya desde 1950 en que la “Unidad triple y liviana” encuentra la solución a su investigación sobre el cilindro fuera de él, en el hiperboloide, la orientación oteiziana se centra exclusivamente en los valores espaciales de la escultura, pues el escultor advierte que el concepto cerrado y estático de la estatua no puede dar más de sí, residiendo fuera de ella su verdadera solución:”..En otros territorios del conocimiento advertí que la solución de una cosa está fuera de sí misma. Esta unidad sensible, este nuevo cilindro que piense en el exterior, no puede ser otro que el hiperboloide.”- Artículo publicado en la RIEV volumen 42-1; pág. 13-26), Mª Soledad Álvarez Martínez.

3. Astra Gernika – la ocupación y la rehabilitación de una fabrica de armas a una fabrica de cultural

Nos cuenta Aitor con mucha pasión cómo ha ido cambiando el aspecto de las ciudades a lo largo de los años, pasando de una concepción industrial llena de fábricas y espacios en uso, a ese concepto post-industrial al que tanto le gusta referirse y que tiene en la Antigua Fábrica de Armas Astra de Gernika su símbolo más significativo en la creación de Markak, un lugar en el que según nos relata “nos juntábamos allí toda una generación de amigos, de artistas de diferentes disciplinas a debatir y experimentar, ocupando el lugar, durmiendo y haciendo algún evento, con contínuos tiras y aflojas con el Ayuntamiento hasta que se consiguió montar lo que ahora es, un Centro Social Autogestionado en el que se hacen muchos eventos culturales”.  Aitor también formó parte de la plataforma Lobak. “Los nietos de los bombardeados en la guerra” como dice él, formaron esta iniciativa junto a diversos creadores de Gernika con motivo del 75 aniversario del bombardeo, un proyecto que pretendía poner un espacio en común para los distintos creadores locales y trabajar desde distintos puntos de vista aquel drámatico suceso histórico, utilizando para ello, varios soportes artísticos como la fotografía, el vídeo, la música, la danza, los textos…

“Rehabilitación de espacios para crear cultura”

El objetivo de este trabajo es presentar una reflexión sobre los aportes que puede realizar la universidad en la facilitación de procesos de conciencia política y de fortalecimiento del protagonismo de sujetos sociales. Astra es un proceso de los colectivos populares de Gernika para recuperar una antigua fábrica de armas, una experiencia que ha contado con el apoyo facilitador de un equipo de la Universidad del País Vasco. En esta experiencia estamos aprendiendo sobre la importancia de facilitar procesos que permitan construir poder desde abajo, para que las propuestas y prácticas políticas emancipadoras tengan capacidad de disputar el poder político a los lobbys de las élites económicas, políticas y tecnocráticas. También estamos aprendiendo la importancia de una práctica que no pretenda protagonizar el saber, la verdad y el proceso político sino, atendiendo a las propuestas de la Educación Popular o la Investigación-Acción Participativa, una práctica que centre sus esfuerzos en facilitar la participación de forma amplia y plural, para llevarla a buen puerto y poder decidir en procesos de protagonismo colectivo popular.- Extraído del trabajo ASTRA-GERNIKA: DE FÁBRICA DE ARMAS A CENTRO SOCIAL AUTOGESTIONADO del Grupo de Investigación “Parte Hartuz”. Universidad del País Vasco / Euskal Herriko Unibertsitatea.

Comparte
info@hungerculture.com
He leído y acepto condiciones legales
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información.
Aceptar