#HC MIXTAPE Discos Entrevistas Especiales Noticias

ENTREVISTA A CORA NOVOA

"Este trabajo ha sido una catarsis personal y profesional"

10 diciembre, 2015 / Sonja Pascual

coraportada

Cora Novoa reaparece de nuevo, casi sin hacer ruido, con un gran trabajo bajo el brazo “Fight Love Faith” de la mano de Seeking the Velvet, su proyecto más ambicioso. Un sello discográfico de música electrónica y pop experimental del que ya hemos hablado en diversas ocasiones y que se basa en tres pilares findamentales: el arte, la música electrónica y el diseño. Charlamos con ella para saber de primera mano como le va a la familia SKT en su laboratorio artístico. Risas, Misterio y Listas de música…

HC. Acabas de sacar un disco Fight Love Faith a través de un nuevo proyecto que es nada más y nada menos que tu propio sello discográfico, Seeking the Velvet ¿Estás contenta? ¿Cómo te has visto?

Estoy feliz. Es una de las mejores decisiones que he hecho en toda mi vida, tanto a nivel profesional como personal. Llevar un proyecto de tal envergadura que englobe arte música y diseño, es un reto constante, y eso me fascina. Soy un culo inquieto y me encanta aprender, así que todo esto me viene como anillo al dedo.

HC. ¿Has creado tu propio sello para dar rienda sueltas a tus inquietudes artísticas?

Por supuesto, de eso se trataba, unir todo lo que me gusta de forma coherente y usarlo como herramienta creativa. Siempre sentí que con solo hacer música me quedaba corta para expresar todo lo que quería, de ahí viene una de las ideas estandarte del sello: expandir la visión artística más allá de una canción, a través de colecciones de ropa, videoarte, láminas, eventos, etc… en donde el oyente forme parte activa del proyecto y que se cree una sinergia y comunidad. Creo que la forma tradicional de venta de música es aburrida, es un deber reinventarnos y arriesgarnos en dar una vuelta de tuerca a la industria musical.

No te voy a engañar, a veces es duro, porque no sabes cómo hacer las cosas. Te enfrentas a retos constantes, pero la satisfacción de ver que la gente se involucra en el proyecto, de que hay gente comprando la ropa en USA, Australia o México, de la cobertura de los medios especializados …. es la gasolina que me hace seguir luchando por todo esto.

HC. Tengo entendido que te has rodeado de un equipo multidisciplinar para crear Seeking the Velvet y darle ese toque tan especial, ¿quienes son sus componentes?

Yo soy la cabeza visible, pero detrás del proyecto somos 3 personas: Ángel Corral, que es el director de arte y diseñador, César Castro, que es el encargado de prensa y comunicación y yo, que me encargo de dar por culo siempre (risas). Nunca pensé que podría coordinar un equipo humano, siempre he sido una persona muy solitaria e independiente, me gusta mucho vivir en mi cueva y salir lo justo y necesario, pero esto me ha hecho darme cuenta de que no se me da tan mal gestionar tareas y convivir laboralmente con más personas. Queda muchísimo por aprender y por hacer, hacemos muy buen equipo.

Al principio comencé yo sola, tanto el plan de empresa, el plan financiero, identidad corporativa, redes sociales, etc… las llevaba yo, y aunque todo el mundo pensaba que estaba como una cabra por hacerlo todo, era la única forma de dar forma al proyecto. Sí, iba lento, pero prefiero hacer las cosas bien, con cariño, a fuego muy lento, que desvirtuar un ápice el proyecto. Al cabo de los meses aparecieron Ángel y César de la nada, es como si hubiera estado escrito en algún libro que teníamos que conocernos.

 

cora1

 

HC. ¿Haberte formado en música clásica ha sido un aliciente o un primer paso para dedicarte finalmente a la electrónica?

El factor clave ha sido mi padre. Sin él no hubiera germinado mi amor por la música, mi pasión por estilos tan dispares como el flamenco, soul o salsa. En casa comíamos escuchando radio3 todos los días y esas cosas se quedan dentro, te empapas de todo sin darte cuenta, hasta que llega un día que estás viendo un concierto dominguero en la 2, de música clásica y le dices a tus padres “quiero aprender a tocar este instrumento”. Así es como comencé mis clases de flauta travesera de pequeña.

Cuando ya empezaba a ser una “moza” adolescente, decidí dejar mis clases de solfeo, hasta que comencé a salir por Alicante y Valencia dónde descubrí la música electrónica: Techno, House, mákina (si, ese refrito de música herencia de la ruta del bakalao que estaba hiper-revolucionado), …. y hasta el día de hoy.

HC. Parece que Fight Love Faith tu nuevo trabajo muestra a una Cora más segura y directa, ¿tiene que ver con una evolución personal que se manifiesta también en lo profesional?

Este trabajo ha sido una catarsis personal y profesional. Necesitaba empezar de cero, reinventarme, y eso solo se hace de una forma: haciendo las cosas de otra manera. Escucho el disco y soy yo en estado puro, hay de todo, desde piezas orquestales, toques de soul hasta indie-pop. Me gusta, pero no te voy a engañar, necesitaba hacer este trabajo de esta forma, con mis reglas, a mi manera.

HC. Hace unos meses ya hubo una presentación del disco en Ourense, tu ciudad natal, apadrinada por tu familia y tus amigos, esas cosas son las que te dan un cierto aura de satisfacción más allá del propio disco?

Siempre había soñado en hacer algo así en Ourense, es un regalo poder crear eventos diferentes en la tierra de uno, y además presentar mi propio disco. Cuando vivía allí me quejaba de que nunca se hacían cosas arriesgadas ¡hay que descentralizar la cultura!. Lo más fácil hubiera sido hacerlo en Barcelona, pero quería que fuera algo familiar, solo para la gente que de verdad quería formar parte de esta fiesta (de ahí que solo pusiéramos a la venta 100 entradas), de crear una energía especial, de que la gente viniera a pasárselo bien y disfrutar de una propuesta de música electrónica diferente a lo que se suele escuchar en la gran mayoría de Galicia.

La pena es no poder contar con apoyo por parte del Concello o la Xunta de Galicia. Muchas veces tienes la sensación de que los presupuestos asignados a cultura se los llevan las propuestas más clásicas, las que nos dan identidad y pertenecen a nuestro folklore (grupos de gaitas, poetas clásicos…), y no se dan cuenta de que todo esto ya ha cambiado, de que la nueva oleada de artistas gallegos tenemos que irnos fuera y ser adoptados por otras ciudades o países, de que el arte contemporáneo a todos los niveles (danza, música, escultura,…) es nuestro ahora, y de que se puede apoyar todo de forma coherente, tanto a lo clásico como a lo moderno.

HC. Hablemos ahora del proceso de composición, ya que tu sonido se nutre de tantas capas y elementos. ¿Cómo juntas todas las ideas hasta lograr un todo?

En este trabajo he intentando ser muy minimalista, es decir, comparado con el anterior disco, que tiene capas y capas y que tiene un sonido más barroco, en este he intentando contar con el menor número de pistas posibles. Las limitaciones técnicas hacen que la creatividad aflore, aparte para llevarte este trabajo a un concierto, todo es mucho más fácil si tienes menos capas.

HC. ¿Qué escuchas ahora mismo? ¿Tiene o tuvo alguna influencia en tu proceso compositivo?

Justo ahora mismo estoy escuchando una de las últimas playlist que hago para el sello. En este enlace la gente puede echar un oído:

Me gusta mucho compartir todo lo que escucho, desde música negra, pop-electrónico, música africana,… El formato es de 20min y de carácter mensual. Aquí la gente puede escuchar lo que se suele escuchar en las oficinas del sello.

A la hora de componer el disco la música que escuchaba tenía mucha influencia. En este caso el disco es muy conceptual: Alquimia, Pitágoras, Simbología Oculta,… así que musicalmente si tengo que seleccionar una composición clave diría que las 50 piezas que escribió Michael Maier en la “Fuga de Atalanta”.

HC. Echando la vista atrás, ¿qué impresión tienes de estos casi cinco años que han pasado desde tu gran debut?

“Curso exprés de industria musical en 5 años” (risas). Esto ha sido un aprendizaje constante, y lo sigue siendo, aquí no hay nada escrito, por eso hasta que no veo las cosas realizadas y las puedo tocar, no me lo creo. Ha habido cosas maravillosas en estos 5 años, pero también súper dolorosas, la clave ha sido estar rodeada de mis padres, mi abuela y mi mujer. Soy una persona frágil aunque la gente piense que soy dura y segura de mi misma. En este camino he tenido que tomar muchas decisiones que no han sido sencillas, poner en la balanza muchas cosas y también meter la pata. Eso si, pase lo que pase no hay que desistir, siempre hay una ventana que acaba abriéndose.

HC. Y hablando de festivales, ¿qué diferencias destacarías entre los nacionales y los internacionales a nivel de organización y de medios?

El Sonar es el festival por antonomasia. Es mi favorito, y siempre consiguen sorprender. Es un festival muy conceptual, y de hecho, si lo pienso ahora, encaja con la idea de expandir la visión creativa más allá de hacer un evento de música.

Te mentiría si dijera que he estado en todos los festivales del mundo, pero hoy por hoy, Sónar es Dios.

HC. ¿Cuál es tu visión del estado del negocio musical (servicios de streaming, ventas cada vez menores de formato físico…)?

Es muy complicado, pero no imposible. Por eso animo desde aquí a todos los que están leyendo esta entrevista a que compren mi disco!! (risas). Si no es mi disco, el disco que más estén escuchando este mes. Hay que apoyar a los proyectos creativos, a los sellos, a los artistas… Cuando vas al mecánico a que te arregle la moto, le tienes que pagar, igual que si vas en avión o te compras un kebab, si cogiéramos las cosas que nos gustan de forma gratuita no valoraríamos nada. Yo no estoy en contra del pirateo, no soy una radical en este tipo de cosas, creo en el sentido común. Así que si escuchas un disco muchas veces en spotify, ¿porqué no comprártelo?

HC. ¿Cuáles son tus planes más inmediatos?

En diciembre presentamos la nueva colección de ropa, después de navidades sacamos el siguiente vinilo del sello y por último una colaboración muy especial con un artista visual que está por ver la luz.

HC. ¿Te gustaría volver a cerrar el Sónar en la edición de 2016?

Sería todo un honor, aunque con este trabajo me veo más en un horario diurno que nocturno. Ahora toca cruzar los dedos.

Comparte
info@hungerculture.com
He leído y acepto condiciones legales
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información.
Aceptar