#HC MIXTAPE Discos Entrevistas Especiales Noticias

2017 en 60 discos

Los favoritos del año en la ofi de #HC (50 a 41)

15 diciembre, 2017 / Vitor P

discos--nacionales-2014

Como cada año llega el momento de reflexionar y analizar los discos que más nos han acompañado en estos últimos 12 meses, esos discos que han dejado en nosotros un poso muy jugoso y que no han parado de sonar en las oficinas del equipo de Hunger Culture.

No decimos que sean los mejores discos que se han hecho este año, porque ese concepto de “lo mejor” es muy subjetivo y banal, pero sí que son 60 discos muy especiales para nosotros y que nos gusta compartir con nuestros lectores y amigos del blog.

Este año hemos confeccionado una única lista con 60 discos, discos producidos en latitudes tan dispares como Vancouver, Tokyo, Suecia, Colonia, Londres, California, Berlín, Bristol, Asturias o Barcelona.

[Nota del autor: al confeccionar nuestra lista no se han tenido en cuenta reediciones tan maravillosas como las de Jan Jelinek – Loop-Finding-Jazz-Records, Ron Trent – Prescription: Word, Sound & Power y Midori Takada – Through The Looking Glass, que sin duda ocuparían el número 1]

50. DJ SEINFELD – TIME SPENT AWAY FROM U (LOBSTER FURY)

El debut en formato largo del artista sueco afincado en Barcelona Dj Seinfeld (conocido también como Rimbaudian o Birds of Sweden) fue lo más destadado de un estilo catalogado como “lo-fi house” y cuya etiqueta nos horroriza, pero que Seinfeld convierte en house desaliñado y deep techno delicado en el que abundan las pulsaciones 4×4, los sintes desmenuzados, los ambientes ásperos y las atmósferas ácidas.

49. GAS – NARKOPOP (KOMPAKT)

El regreso tras 17 años de sequía productiva (el último disco fue Pop (Mille Plateaux, 2000)) en formato largo del maestro germano del ambient Wolfgang Voigt, más conocido como Gas, fue toda una alegría para los amantes del sonido denso y de capas quirúrgicas de las que siempre ha hecho gala el de Colonia. 11 tracks sin título aparente que encierran un universos sonoro orgánico y volátil lleno de matices mutantes, percusión escondida y líneas melódicas invisibles.

48. JUJU&JORDASH – SIS-BOOM-BAH (DEKMANTEL)

La plataforma holandesa Dekmantel publicaba el cuarto disco de estudio de los productores israelíes Juju & Jordash bajo el título de Sis-boom-bah, un disco de digestión complicada para el que serán necesarias varias escuchas para poder meterse de lleno en la complejidad de su sonido, construído con la voluntad de provocar en el oyente/danzante sentimientos cambiantes y emociones dispares a través del uso desmesurado de poliritmos con los que crean un universo multiforme de espiritualidad y de minimalismo.

47. R BENY -CASCADE SYMMETRI

Cascade Symmetry es la culminación de un período intenso y transformador de un año, una oda a nuevos comienzos y la desintegración del pasado. El proyecto californiano R Beny ponía en circulación a través de su propio bandcamp este disco centrado en el ambient y creado usando un sinte modular (Mutable Instruments, Make Noise, Orthogonal Devices, Intellijel, TipTop, Ladik, Malekko Heavy Industry, Mannequins, Qu-Bit Electronix, Doepfer), Novation Peak, Korg Electribe 2, Elektron Analog Heat, Strymon El Capistan, Hosa Technology Cables).

46. THE XX – SEE YOU (YOUNG TURKS)

El tercer álbum de estudio de la banda formada por Romy Madley Croft, Oliver Sim y Jamie SMith aka Jamie XX sirvió para confirmar el cambio de rumbo de su sonido (más pistero, con Jamie y compañía en su faceta más underground y clubera de “In Colour”) y para atisvar un poco de luz en sus composiciones densas y cavernosas de dark-pop, vertebradas sobre medios tiempos melancólicos, bajos sinuosos y guitarras artificiosas, llegando incluso a abrazar sin tapujos patrones clásicos de deep house (Lips).

45. FOLAMOUR -UMAMI (MOONRISE HILL MATERIAL)

El productor francés Bruno Boumendil publicaba el pasado octubre su segundo disco en formato largo bajo el alias de Folamour a través del sello Moonrise Hill Material, un disco titulado Umami y que es sin duda uno de los mejores lps de house de los publicados este año, un disco con una gran riqueza de detalles, de cualidades agradables y de sabores muy gujosos que mezcla tradiciones de house, disco, future jazz e incluso de hip hop.

44. LUSINE – SENSORIMOTOR (GHOSTLY)

El nuevo álbum de Jeff McIlwain aka Lusine para el prestigioso sello americano Ghostly International es una maravilla para los sentidos, un disco en el que Lusine volvía a acercarnos la cara más amable y aseada del pop visto desde la óptica de la IDM, del synth wave o del techno, con leves acercamientos a otros estilos como el ambient, el footwork o el trance, y ensamblados sobre capas de sonidos acuosos y miles de detalles ornamentales.

43. LAUREL HALO – DUST (HYPERDUB)

La productora americana Laurel Halo presentó en pleno verano su nuevo disco bajo el título de Dust, un álbum que se manifiesta como un “back to the roots” al estar centrado en desmenuzar voces femeninas que sirven para humanizar su entramado musical lleno de caos y confusión, voces que llevan la firma de diversas artistas con las que Halo nunca había trabajado como Julia Holter, Lafwandah, Klein y Michael Salu, quienes se unen a músicos como Max D, Craig Clouse, Eli Kezzler, Michael Beharie o Diamond Terrifier que a lo largo de dos años realizaron diversas jams en el EMPAC en el norte del estado de Nueva York, un espacio cavernoso rodeado de micrófonos, sintetizadores y percusión pesada.

42. ACTRESS – AZD (NINJA TUNE)

El icónico artista británico Darren Jordan Cunningham, más conocico como Actress publicaba su nuevo álbum a través de Ninja Tune, un disco deudor de Ghettoville (sobre todo en la segunda parte) y que se titula AZD (pronunciado “Azid”, un pseudónimo con el que le apodaban sus amigos más cercanos). Algunas de las influencias que se aprecian en el disco van desde clásicos del cine sci-fi como Star Wars o Blade Runner, hasta artistas negros como James Hampton y Rammellzee.

41. BARCLAY CRENSHAW – BARCLAY CRENSHAW (STX&BRX)

Menuda sorpresa nos llevamos con este disco producido por el artista americano Barclay Crenshaw bajo su propio nombre, un artista al que conocemos de sobra por su alias Claude VonStroke y por ser capo del sello de techno house Dirtybird, pero que en su debut de título homónimo nos regalaba un disco lleno de matices clásicos, de melodías y de beats orgánicos bebedores de tradiciones como el funk más sucio o el hip hop de los 90.

Comparte
info@hungerculture.com
He leído y acepto condiciones legales
Utilizamos cookies propias y de terceros. Si continua navegando, entendemos que aceptas su uso. Más información.
Aceptar